VócexTransmitir con la voz a través del teléfono

8 octubre, 2018
https://www.mediapost.es/wp-content/uploads/2018/10/transmitir-con-la-voz-1280x720.png

Cuando hablamos por teléfono solamente contamos con la comunicación verbal. En una llamada no podremos contar con aquellos elementos comunicativos que usamos en el día a día y casi sin darnos cuenta cuando interactuamos de manera física. Por estas y otras razones, habremos de transmitir con la voz aquellas sensaciones y características subjetivas de la comunicación.

Las características de la voz

La voz cuenta con infinidad de variables. Por muy similar que pueda ser, la voz de cada individuo será diferente a la de otro y cuenta con características propias. Las tres variables o propiedades principales que definen la voz son:

Tono: es quizá la variable más relevante. El tono puede expresar valores subjetivos cuyo control resulta primordial a la hora de mantener una conversación telefónica. Transmitir con la voz valores como calidez, tranquilidad, seguridad, persuasión, etc., es posible gracias al control del tono.

Timbre: el margen de maniobra sobre el timbre de voz es menor que en el caso del tono. El timbre lo aportan los sonidos armónicos que se producen cuando la voz se procesa a través de la laringe. Debido a esto, el timbre viene determinado por características físicas. De todas formas, es posible cierto manejo del timbre de cara a transmitir con la voz diferentes sensaciones o sentimientos.

Intensidad: la intensidad en la voz es lo que coloquialmente llamamos volumen. De cara a una buena comunicación, es imprescindible adaptar el volumen a las circunstancias y condiciones de la conversación.

Estas tres propiedades nos permiten cierto margen de modificación a la hora de hablar. Se trata de tres variables que —si aprendemos a manejar— podremos utilizar en nuestro favor.

Sonreír con la voz

Seguro que alguna vez has oído que “la sonrisa se puede escuchar”. Esto se debe a que la sonrisa modifica la voz de tal forma que nuestro cerebro es capaz de identificar la comunicación como positiva, aunque no contemos con información visual. Si atendemos al teléfono con una actitud positiva, conseguiremos que nuestro interlocutor perciba esa actitud, lo que será sin duda beneficioso para conseguir el objetivo de la llamada.

En un servicio de telemarketing o atención al cliente vía telefónica, hemos de tener siempre en cuenta una serie de actitudes que nos permitirán controlar nuestra voz:

– La voz debe transmitir seguridad y demostrar que el agente cuenta con todo el conocimiento sobre el producto o servicio.

– Debe manifestar interés, tener una actitud positiva y tratar de ser lo más claro posible.

– El volumen ha de ser constante y estar controlado en todo momento. Ni demasiado alto ni demasiado bajo.

– La velocidad al hablar también debe ser constante y natural, ni muy lento ni muy rápido, pero pausado y tranquilo.

– El tono ha de ser ligeramente variable, sacando partido de las inflexiones naturales del lenguaje oral para no resultar monótono.

En definitiva, transmitir con la voz es una cuestión de sentido común, pero tener presente esta serie de variables nos permitirá contar con un mayor control a la hora de llevar a cabo una llamada telefónica con intención de servicio.

SOBRE NOSOTROS

En Mediapost somos especialistas en marketing relacional. Nuestra misión es la de crear y fortalecer las relaciones comerciales entre las empresas y sus clientes a través de soluciones personalizadas basadas en el conocimiento, la innovación, la transparencia, la empatía y el compromiso.

CONTACTO

Teléfono: 902 503 555  ·  Email: info@mediapost.es

© Mediapost Spain SL 2015. Todos los derechos reservados

X