¿Cómo impacta la responsabilidad social de las empresas en sus estrategias D2C?

15 de octubre, 2021
La responsabilidad social de las empresas o sus siglas RSC, hace referencia a una forma de actuar de las empresas que se basa en tener en cuenta e intentar mejorar o cambiar los posibles impactos que su actividad puede ocasionar en su entorno más cercano

Casi la mitad de los consumidores está a favor de un mayor compromiso social y medioambiental por parte de marcas y retailers siempre que esto no le afecte directamente al precio. Por otra parte, el 42% de los consumidores esperan que haya una mayor involucración en cuestiones de RSC. La responsabilidad social de las empresas en sus estrategias D2C tiene que tenida en cuenta por las empresas.

En conclusión, el compromiso de las marcas y la RSC se valora, pero siempre que no afecte al precio. Estas son algunas de las conclusiones del III Estudio de Marketing Relacional de Mediapost. Comprobaremos cuál es la importancia de la RSC en las estrategias D2C. Por otro lado, analizaremos qué beneficios obtienen las empresas que poseen un compromiso con la sociedad y la sostenibilidad.

Características de la responsabilidad social de las empresas

La responsabilidad social de las empresas o sus siglas RSC, hace referencia a una forma de actuar de las empresas. Esta se basa en tener en cuenta e intentar mejorar o cambiar los posibles impactos que su actividad puede ocasionar en su entorno más cercano (empleados, clientes, distribuidores), como en el entorno que las rodea (sociedad o medioambiente).

Así, la RSC es un concepto que podemos considerar transversal y que afecta a diferentes ámbitos de la gestión empresarial. Además, hace hincapié en que las actividades que se desarrollan dentro de un marco de la RSC tienen que estar vinculadas a la actividad empresarial básica. Es decir, tener una vocación de permanecer en el tiempo e implicar un compromiso de la alta dirección de la empresa.

Algunos ámbitos de actuación de la responsabilidad social de las empresas afectan a distintas áreas. Recursos humanos, derechos de los trabajadores, lucha contra el fraude y la corrupción, intereses de los consumidores, cuestiones medioambientales, prácticas de protección de la salud, etc.

Toda esta información cobra sentido cuando la sociedad y en concreto las empresas, son conscientes de que el concepto de RSC surge a raíz de una mayor apertura al mundo gracias a la globalización. Es importante que si las empresas van a actuar de forma global, lo hagan de una forma responsable y ética.

Beneficios de la RSC en las estrategias D2C

Cuando ya hemos visto la importancia de la RSC para las empresas, sus ámbitos de actuación y su importancia, podemos pasar a ver en detalle cuáles son los beneficios de aplicar la RSC en las estrategias direct to consumer. Sin olvidar que todos estos beneficios favorecen en gran medida a las empresas que buscan llevar a cabo estrategias de marketing relacional, siendo su principal objetivo crear y fortalecer las relaciones comerciales con sus clientes.

Mejora la reputación empresarial

Llevar a cabo prácticas de RSC en las estrategias direct to consumer mejora tanto la imagen como la reputación de las empresas porque cada día más, los consumidores valoran que las empresas se comprometan con los valores fundamentales en pro del medio ambiente y la sociedad. Todo esto hace que los consumidores perciban a las empresas de una forma más positiva.

Fideliza a clientes y trabajadores

Las empresas que tienen en cuenta la responsabilidad social empresarial mejoran la fidelización de los clientes y también la de los trabajadores. Ambos, un público interno muy valioso para las empresas y al que hay que prestar atención. Desde una fuerte política de privacidad de datos, a la ética con la que se crean los productos o servicios, o un servicio de guardería, tanto clientes como trabajadores valoran que las empresas piensen más allá de obtener beneficios.

Fomenta la innovación y el acceso a nuevos mercados

Es bien sabido que las estrategias de responsabilidad social de las empresas traen consigo el desarrollo de nuevos productos y servicios innovadores desde el punto de vista de conciencia social y medioambiental. Esto atrae a nuevos públicos que valoran esta nueva forma de consumir. Así, conocer cómo piensan algunos públicos de interés junto con la búsqueda de soluciones en las que se tiene en cuenta la sostenibilidad y el impacto social, potencian el desarrollo de nuevos productos y el acceso a nuevos segmentos de mercado.

Reduce costes de producción por reducir gasto energético

La RSC mejora la eficiencia energética. Esto es así porque los objetivos de las empresas que asumen prácticas de responsabilidad social, suelen incluir medidas de eficiencia energética, reciclado y otras iniciativas de disminución de consumo de recursos energéticos y naturales. Además de minimizar impactos negativos sobre el medio ambiente, ahorran energía y reducen costes de producción.

Mejora la relación con el entorno

Cuando una empresa decide poner en marcha una estrategia de RSC, logra una mayor credibilidad por parte de los consumidores y usuarios. Esto incrementa la influencia de esa empresa en su sector. Además de premios y reconocimientos que estas prácticas responsables traen consigo, reconocer de manera pública el buen hacer de estas empresas contribuye a mejorar positivamente las iniciativas de otras empresas.

El marketing relacional se basa en crear y fortalecer las relaciones existentes entre empresas y clientes a través de acciones basadas en el conocimiento, la innovación, la transparencia, la empatía o el compromiso. No debemos olvidar que la RSC actúa sobre los pilares de estas acciones. Esto conlleva un impacto positivo de las empresas en la sociedad y el medio ambiente.

Articulos relacionados